¿Cómo evitar el problema de la migración?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]¿Cómo evitar el problema de la migración del colorante de la tela a nuestra impresión?

El problema de la migración del pigmento de la tela al estampado es un fenómeno bastante común cuando nos iniciamos en el mundo del estampado textil. Muchas veces es la causa por la que dejamos de usar tejidos 100% poliéster o mezclas algodón-poliéster para trabajar solo en telas de 100% algodón. Sin duda, causa un poco de terror ver nuestras impresiones manchadas y las respectivas pérdidas cuando las prendas no son recibidas por nuestros clientes. En PRINTOP le decimos STOP a estos temores, tenemos soluciones disponibles para este problema.

Primero, es bueno conocer que este inconveniente tiene lugar cuando imprimimos en telas teñidas de fibra de poliéster o mezclas algodón-poliéster (poly/cotton), debido a que los colorantes utilizados para teñir el poliéster tienen una temperatura de sublimación muy baja (en especial los rojos, guindas y algunos azules y/o mezclas de estos colores) lo que finalmente ocasiona un manchado de la capa impresa en ellos.

El problema puede ser evidente al pasar la primera impresión por el horno (migración alta) o puede demorar, incluso meses, en aparecer. Recomendamos seguir el siguiente procedimiento cuando trabajamos con este tipo de tejidos:

Fase exploratoria – Determinar si la tela presentará problemas de migración:

  1. Imprimir con tinta blanca el tejido 100% poliéster o poly/cotton
  2. Pasar por el horno: 160 °C – 60 segundos
  3. Revisar si el color de la tela ha “manchado” la capa de tinta blanca
  4. Repetir el paso 2 al menos 5 veces

Si la capa de tinta blanca no ha sido manchada, entonces estamos frente a una tela de baja migración o que no genera el problema de la migración. Si la capa de tinta blanca ha sido manchada pasamos a la siguiente fase.

Fase protectora – Evitar que la tela manche nuestro estampado:

  1. Imprimir la base bloqueadora de migración como fondo
  2. Sobreimprimir una capa de tinta blanca
  3. Pasar por el horno: 160 °C – 60 segundos
  4. Revisar si el color de la tela ha “manchado” la capa de tinta blanca
  5. Repetir el paso 3 al menos 5 veces
  6. Si notamos que la tela está manchando el estampado podemos tomar las siguientes acciones:
    a. Cambiar el número de malla de la base bloqueadora para permitir un mayor depósito de tinta
    b. En el caso de impresiones con tintas plastisol: En la sobreimpresión, usar blancos LB (Low Bleed) en primer lugar o blancos para poliéster (Poly White) si la migración es mayor
    c. Incrementar el número de capas de la base bloqueadora o de la sobreimpresión. Considerar el acabado que tendrá la impresión final
  7. No olvidar repetir las pruebas de pasado por el horno cuando se realizan los cambios en la impresión (paso 6)
  8. Tener especial cuidado al apilar las impresiones, estas no deben tener contacto con el tejido para evitar la migración. Usar otra tela, papel u otro método para garantizar esto

Esperamos que con estos tips pueda imprimir sin temores sobre tejidos 100% poliéster o poly/cotton; no olvide nuestra recomendación principal (aplica para todo tipo de impresiones): realizar siempre una prueba completa de acabados, matices, termofijado y lavado antes de producir en serie.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.